Hechizos para que me ame





¿Necesitas que tu gran amor te corresponda? Después de ver estos contundentes hechizos para que te ame, estarás preparada para lograr la felicidad que ansías. Con mucha magia y elementos simples darás comienzo al romance más intenso con los conjuros que aquí encontrarás.




Rituales para que te ame solo a ti





Comienza a preparar para tus brujerías los materiales más efectivos, atendiendo cada procedimiento con cuidado. En consecuencia, tendrás la recompensa de ese ser especial, que vendrá para amarte profundamente y por siempre.

hechizos para que me ame profundamente solo a mi

1. Miel para enamorar

Con este hechizo puedes gratificarte con ese romance que cualquier mujer sueña. Por eso, anótate los ingredientes y echa a volar tus pensamientos más audaces, para conquistarlo.

Materiales:
  • Azúcar morena
  • Una vela grande color rosada
  • 4 hojas de ruda macho
  • 2 cerillas
  • Altar o mesa con mantel blanco
  • Fotografía de quien deseas con el corazón
  • Un frasco chico con miel pura
  • Un cítrico, puede ser naranja o pomelo
  • un cuchillo afilado
  • Un pote de vidrio 
  • Una cuchara de madera o vidrio
  • Algodón
  • Agua bendita
Procedimiento:
  • Comienza este procedimiento en noche de luna llena. Para esto, debes encontrarte relajada y confiada, y tus pensamientos deben ser positivos.
  • Pon tus manos sobre el altar pasando tus palmas sobre el mantel, repetidas veces, para crear una energía blanca.
  • Seguidamente, haz una invocación a Afrodita y pídele te conceda la gracia de entregar a tu corazón, al hombre que amas en silencio. (Nómbralo tres veces)
  • Siguiendo a esta plegaria, coge el recipiente de vidrio y colócalo en el centro de la mesa. Deberás cubrir con algodón el interior del pote.
  • Sobre el algodón coloca la fotografía de quien te quita el sueño, y derrama sobre la misma el contenido del frasco con miel.
  • Asimismo, pelarás el cítrico dando a la cáscara forma de corazón y la pondrás sobre la miel.
  • Rodea el pote con el azúcar morena y sobre esta, ubica en forma de cuadrado las 4 hojas de ruda macho.
  • Comienza a desparramar algunas gotas del agua bendita que tienes reservada, sobre el contenido del pote.
  • Mientras tanto, toma la vela rosada y enciéndela con los dos cerillos juntos y amarrados.
  • Durante el tiempo que arda la vela, deberás pronunciar estas palabras, por diez veces. Muy pronto surgirán los resultados deseados para ti.

Que el amor que estoy sintiendo por (dí el nombre de tu amado) no se extinga nunca, porque mi alma estará prendida a él, mientras tenga la esperanza despierta. Hoy, más que nunca, le pido a la diosa Afrodita que proteja nuestro amor y lo encienda con una inmensa hoguera de pasión. Que Así Sea

2. Rosas rojas para conquistar

La magia blanca parte de los sentimientos nobles y puros, y con ella puedes alcanzar la felicidad que estás buscando. Por eso, te invito a que pongas en práctica este encantamiento, para llegar al alma de quien te enamoró. 




Materiales:
  • 6 rosas color rojo
  • Un frasco de vidrio
  • Una mesa pequeña
  • 3 velas de colores claros
  • 6 cucharadas de miel
  • Un trozo de papel
  • 6 fósforos
  • Un cofre de madera
  • Lapicero rojo
  • Agua de grifo
Procedimiento:
  • En primer lugar, coloca los tallos de las rosas rojas dentro del frasco conteniendo agua de grifo, y ubícalo sobre la mesa.
  • Con el lapicero rojo escribe sobre los 4 extremos del papel blanco tu nombre y el de quien amas.
  • Luego, pliégalo e introdúcelo dentro del frasco conteniendo las flores.
  • Enciende las tres velas formando un triángulo, con la ayuda de los 6 fósforos, alrededor del florero.
  • Siguiendo con el procedimiento, comienza a deshojar las rosas, hasta que queden solamente los tallos.
  • Junta los pétalos y deposítalos dentro del cofre de madera.
  • Ahora, enciende las tres velas.
  • Sobre los pétalos, dispone la miel y extrae del interior del florero el papel con el nombre de ambos.
  • Intenta secar el papel al calor de las llamas de las velas encendidas.
  • Por último, di esta oración:

Tu nombre y el mío han quedado atrapados dentro de la dulzura de la miel y eso no podrá morir nunca. Te conjuro a ti, hombre que deseo con el alma y la vida, a que seas parte de mí, para siempre. ¡Así será!

Finalmente, el papel conjurado deberá ser depositado dentro del cofre junto al colchón de pétalos. Por lo tanto, quedará encerrado allí, hasta que suceda el encuentro amoroso.