Hechizo del zapato para que me ame





¿Sabías que un simple accesorio para vestir puede agrandar o devolverte el amor de tu pareja? Si te cuesta creerlo, apúntate las instrucciones que aquí te dejo y prueba realizar este hechizo del zapato, para que tu hombre te ame con todas sus fuerzas!



Amarrar y dominar a un hombre con el ritual del zapato





Hay rituales esperanzadores con los que puedes recuperar el amor de tu hombre, de manera efectiva y simple. Intenta volver a enamorar a tu esposo con este contundente procedimiento mágico. 

hechizo del zapato para que me ame y consiga dominarlo y quede sumiso a mis pies

1. Para que piense en mí

Este ritual tan conocido en las prácticas de magia blanca y negra, es un aliado inestimable cuando desees conquistar o recuperar a un hombre. Toma en cuenta el breve proceso y los sencillos materiales que necesitas…  y ponlos a funcionar!

Materiales:
  • Mechón de cabello, (de él y tuyo)
  • Un trozo de tela blanca, suave (si es seda, mejor)
  • Un rociador con agua mineral
  • Ramas de romero, 2
  • Ramas de tomillo, 2
  • papel blanco
  • Lapicero rojo
  • 1 zapato de él (izquierdo)
  • Cinta color roja
Procedimiento:
  • Tienes que tener en cuenta que si tu hombre sigue a tu lado, debes procurar juntar unas hebras de su pelo. Esto lo puedes hacer cuando esté dormido, cortándole un simple mechón, o extrayendo algunos cabellos  que hayan quedado en peines y cepillos.
  • Cuando consigas reservar algo de su pelo y del tuyo, toma el retazo de tela, la doblarás en dos partes y en su interior colocarás el pelo de ambos, prolijamente entremezclado.
  • Sobre el mismo, disolverás con tus dedos las 2 ramas de tomillo y las 2 de romero.
  • Envuelve el atado con cuidado, haciendo dos pliegues hacia adentro, uno de cada costado.
  • Con la ayuda de un rociador, esparce repetidas veces el agua mineral sobre el hechizo, tratando de visualizar la relación amorosa en su mejor momento.
  • Toma el papel blanco y el lapicero color rojo y escribe en distintos ángulos del mismo el nombre y apellido de tu pareja por nueve veces. Puedes escribir, también el nombre con el cual lo llamas en tus momentos de pasión.
  • Ubica el papel doblado en 5 pliegues y colócalo dentro del atado conjurado.
  • Seguidamente, coge un zapato izquierdo de tu hombre y coloca el conjuro dentro del mismo.
  • Al llegar la noche ubica el zapato bajo de tu cama de modo que no se vea.
  • Acuéstate vislumbrando una dicha recuperada y tú dominando su corazón para siempre.

2. Dominación y sumisión total

Mira el siguiente video completo para que se quede comiendo de tu mano, y consigas el dominio total sobre él:

3. Para que se arrepienta

Este es un hechizo usado para reavivar la pasión y reanudar con más fuerza, un romance fogoso contigo. Tu pareja volverá arrepentido, sin poder resistirse a tus encantos y dominio.

Materiales:
  • Semillas de anís
  • Semillas de cilantro
  • Semillas de hinojo
  • Un zapato izquierdo de tu pertenencia
  • Una bolsa pequeña de tela
  • Un papel metalizado en forma de corazón, color rojo
  • Una jarra de vidrio con agua cristalina de río
  • Una vela roja
  • Un altar con mantel blanco
  • Un incienso de sándalo
  • Un trozo de papel para escribir
  • Un rotulador color negro
  • Cerillos
Procedimiento:
  • Comienza orando a Santa Marta, patrona de los dominantes, una plegaria donde pidas a ti misma equilibrio emocional, para realizar este hechizo.
  • Sitúate frente al altar y enciende el incienso de sándalo, con el que te asegurarás de relajar y purificar el ambiente.
  • Coge el puñado de las tres clases de semillas y viértelas dentro de la jarra con el agua.
  • Seguidamente, toma el papel y escribe con el rotulador, tu nombre y encima de tu nombre, el de él. Deben quedar encimados , aunque no se note legible la escritura.
  • Dobla el papel en 5 pliegues y introdúcelo en la jarra.
  • Ahora procede a encender la vela roja que ubicarás detrás de la jarra.
  • Intenta colocar el corazón de papel metalizado dentro de tu zapato izquierdo, como si fuese una plantilla. Acomoda los bordes para que no te molesten, porque tendrás que usarlo así durante 5 días.
  • Cuando el incienso y la vela se hayan apagado, retira los restos y colócalos dentro de la jarra de vidrio.
  • A partir del sexto día del procedimiento, descarta el corazón de tu zapato y vuelve todo a la normalidad, arrojando en un resumidero todo el contenido del conjuro. En pocos días más, notarás el resultado positivo.



4. Para que regrese

¿Hubo una discusión desafortunada y se marchó sin decir adiós? Puedes regresarlo a ti poniendo en práctica este encantamiento. Es simple, muy terminante y sus resultados son sorprendentes.

Materiales:
  • Un zapato izquierdo y uno derecho de tu pareja
  • Un pañuelo rojo
  • Tres cucharadas de canela
  • Dos trozos de papel adherente
  • Un bolígrafo rojo
  • Aceite esencial de lavanda y un rociador
Procedimiento:
  • En los papeles adherentes intenta escribir, en uno de ellos, tu nombre 6 veces en distintas posiciones. Asimismo, en el otro escribirás el nombre de tu esposo, la misma cantidad de veces.
  • Ahora, toma los zapatos de tu pareja y trata de adherir estos papeles escritos, cual si fueran plantillas, con cuidado para que no se note.
  • Sobre estos papeles adheridos coloca normalmente, cada plantilla correspondiente.
  • Luego, coge el pañuelo color rojo y deposita prolijamente las tres cucharadas de canela sobre el mismo.
  • Por último, rocía el aceite de lavanda encima de la canela, hasta que se absorba y forme una capa espesa.
  • Toma las cuatro puntas del pañuelo y efectúa nudos firmes sobre cada extremo.
  • Ubica el pañuelo sobre tu cabeza con el contenido, y mirando hacia los zapatos de tu pareja, ya conjurados, dirás estas sentidas palabras:

Sólo tú y yo sabemos lo que nos estamos extrañando, amado esposo. Una discusión no podrá destruir nuestra felicidad porque nuestros espíritus están vivos, al igual que nuestros deseos y sentires. Vuelve a nuestro hogar, necesito me pienses y calces esos zapatos. Ellos te llevarán siempre, hacia donde yo estaré esperando por ti. Nuestros corazones están enlazados por la magia divina del amor puro. Ninguna discusión podría quebrantar nuestra pasión. Un futuro feliz aún espera por nosotros. Vuelve a mí, amado mío. Regresa, te estaré esperando con más ternura y comprensión. Por los siglos de los siglos. Así sea!

  • Tres días repetirás estas palabras mirando hacia los zapatos hechizados, mientras que el pañuelo lo arrojarás al resumidero.



Deja un comentario